La toma del Real Felipe
Comunicación Audiovisual
Kanka Films
Tondero Distribución

SINOPSIS

En 1825 una heroína patriota establece, en su propio rancho, un refugio para quienes esperan la salida de sus familiares del Real Felipe. Sin embargo, su objetivo va más allá; lo que pretende, es organizar una revuelta en el interior del Fuerte para evitar la muerte de tantas personas. En tanto, se entera de que uno de los asilados en la Fortaleza es el coronel español que asesinó, en forma traicionera, a su hermano Ricardo ¿Esta información afectará su misión?

 

[Carmela]

KATERINA
D'ONOFRIO

Religiosa patriota que acoge en su propio rancho a los asilados que salen del Real Felipe.

[Bernardo]

Gonzalo
REVOREDO

Ex novio de Carmela, que está a cargo de la atención médica en el refugio.

[Isabel]

LELÉ
GUILLÉN

Asistente de Carmela en el convento, que la ayuda a organizar el refugio.

[ña Visitación]

IRENE
EYZAGUIRRE

Encargada del mercado negro en las cercanías del Real Felipe.

[César]

SERGIO
GJURINOVIC

Escritor que espera la salida de su novia del Real Felipe.

Ugo Mantero

[MONCADA]

UGO
MANTERO

Coronel Realista que mata a Ricardo en forma traicionera.

[RICARDO]

TARIK
D'ONOFRIO

Coronel patriota, hermano de Carmela.

Oswaldo Salas

[Padre Marieluz]

oswaldo
salas

Capellán del Real Felipe 

(Personaje real).

[luzmila]

NATALIA
BONIFAZ

Novicia del convento que ayuda a Carmela en su misión.

[catalina]

pamela
lúcar

Novicia del convento que ayuda a Carmela en su misión.

Después de sellada la Independencia del Perú, un lugar se mantenía bajo la influencia española: el Fuerte Real Felipe del Callao. En él, se habían asilado cerca de ocho mil personas —entre civiles y militares— que esperaban refuerzos de España para retomar el control del país.

Resistieron por meses los constantes ataques —por mar y por tierra— de las fuerzas patriotas, así como la escasez de alimentos. Sin embargo, el tiempo les pasó factura y empezaron a enfermarse. Además, se añadía otro peligro: el rigor marcial del General Ramón Rodil —el encargado de la Fortaleza— quien sometía a torturas y al fusilamiento a quienes creía que podían traicionarlo.

Cuando los recursos escasearon más, Rodil decidió expulsar a varios grupos de civiles, en mal estado de salud y sin ninguno de los bienes que habían llevado al Fuerte. Por suerte para ellos, un grupo de habitantes del Callao se había organizado para ayudarlos, proporcionándoles refugio a su salida.

Esta acción ciudadana tenía un objetivo más: lograr una revuelta dentro de la Fortaleza para que los asilados pudieran salir con vida de ella.